“¡Sentimos no haberla inventado antes!”

LOS INVENTOS REVOLUCIONARIOS VIENEN DE IDEAS SIMPLES

¡Hola! Somos María José Pedragosa y Pablo Erlandsen, y vivimos en la hermosa ciudad de Barcelona.

Pablo, que es arquitecto y escultor de profesión, se encontraba en su estudio un día intentando tomar una foto de su trabajo con una sola mano. Pensó que un mango solucionaría ese problema, así que, después de intentar comprar una funda para su móvil sin éxito, construyó un prototipo y me lo enseñó. El invento me pareció tan increíblemente revolucionario que animé a Pablo a patentar el invento.

Y así fue como nació POPSICASE.

Hoy la funda POPSICASE está protegida a nivel mundial, hemos formado un magnífico equipo, y la estamos fabricando en Barcelona para ti, imprimiéndole nuestra filosofía de vida, es decir, cuidando el entorno y jugando un papel responsable en nuestra sociedad. Por eso POPSICASE está fabricado a partir de redes de pesca de nuestra mar Mediterráneo, entre otras cosas.

Algunas ideas necesitan tiempo para cobrar vida. Bailan en tu cabeza día y noche, y no te dejan dormir porque sabes que tendrán un impacto en la vida de otras personas. Para hacerlas realidad hay que poner kilos de pasión, de determinación, de fe ciega, de energía y de amor.  POPSICASE fue una de esas ideas en su día. Hoy nos damos cuenta de que hacerla realidad ha merecido la pena.