Pequeño eco negocio
Gente detrás POPSICASE

Pequeño comercio: Mucha gente en pequeños lugares haciendo grandes cosas

No somos una gran empresa o una multinacional. Somos un pequeño grupo de personas comprometidas y entusiasmadas que trabajan cada día para transmitir un poderoso mensaje a través de nuestros productos. Somos una pequeña empresa, un pequeño comercio. Y nos gusta.

Pequeños comercios con grandes compromisos

¡Ya lo sabéis! Nuestra misión no es simplemente hacer fundas para móvil, sino que va mucho más allá. Estamos inmersos en un movimiento de economía circular basado en la recogida de redes de pesca del mar y en el reciclaje constante de dicho material. Y nuestro objetivo es concienciar sobre la cantidad de residuos que están dañando nuestros increíbles mares y océanos.

Foto de Marek Okon via @Unsplash

Y para poderte hacer llegar este mensaje, trabajamos mano a mano con otras empresas locales con las cuales creamos también riqueza en nuestro territorio. ¿Y por qué os contamos todo esto? Porque en un mundo tan globalizado como el de hoy, cada día es más difícil que las empresas pequeñas sobrevivan…. ¡Pero se puede! No os queremos engañar, la verdad es que producir de una forma pequeña y local es muy caro y difícil. Y burocrático. Y desesperante a veces. Pero forma parte de nuestra filosofía y queremos seguir así

 

La travesía del desierto del pequeño comercio

Para añadir más leña al fuego, estamos atravesando una crisis sin precedentes por culpa de un maldito virus desde hace unos meses.  Muchas pequeñas marcas no podrán cruzar ese desierto y, por tanto, VUESTRO APOYO ES VITAL, decantándote por el pequeño comercio. Los consumidores tenemos el poder de escoger y está en nuestras manos elegir a quien queremos ayudar. Así que, si te enamora alguna marca pequeña, díselo. Si te encantan su contenido, comenta y comparte. Y si te flipa su producto o servicio, cómpralo.

Porque cada pequeño gesto, cuenta. Cada euro que destines en tus compras, cuenta. Comprar en pequeñas empresas fomenta una mejor distribución de la riqueza y es una buena forma de que nuestra economía no esté en manos de unos pocos, sino repartida entre muchos. Esos muchos “pequeños hacedores” de economía que, sin apenas inversión, cada día lo damos todo para crear productos especiales. Sabemos que comprar a los pequeños a veces puede salir un poco más caro, pero para ello, nosotros apostamos por reducir un poco el consumo y elegir con cabeza. Y si además optamos por productos sostenibles y con alma…¡pues todavía mejor!.

Una pequeña empresa teje cada día, poco a poco, su futuro. Y necesita de tu apoyo.

Con tus hábitos de consumo tú puedes cambiar el mundo

Tú decides. Porque, en definitiva, con tus decisiones de consumo, tú eliges en qué tipo de mundo quieres vivir. Y muchos millones de pequeñas decisiones conscientes realmente pueden provocar el cambio hacia un modelo de consumo más justo, más sostenible y más respetuoso con las personas y con el medio ambiente.

Por eso, te invitamos a plantearte esta reflexión: ¿Es este el futuro que queremos como consumidores? ¿O por el contrario queremos estar en manos de unos pocos que lo dominen todo?  Nosotros ya tenemos muy clara nuestra opción, ¿y tú?

«Mucha gente pequeña en lugares pequeños haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo» – Eduardo Galeano

Así que, a todas aquella personas que estáis al otro lado… ¡mil gracias por vuestro apoyo! Queremos seguir formando parte de vuestro futuro. Tenemos muchos proyectos en mente y contamos con vosotros para continuar avanzand