QUÉ PASA SI PLANTAMOS UNA FUNDA DE MOVIL BIODEGARABLE
Experiencias POPSICASE, Mundo sostenible

¿Cómo hacemos una funda biodegradable de iPhone?

Desde que nacimos hemos estado promoviendo acciones de economía circular y difundiendo mensajes que invitan a llevar una vida más sostenible. En ese constante esfuerzo por reducir nuestra huella ecológica, nos hemos embarcado en una nueva aventura. Si hacemos fundas con polímeros reciclados extraídos de las redes de pesca, ¿por qué no intentarlo con polímeros que capturan el CO2 del… aire? ¡Mira cómo lo hacemos!

 

El material: Un polímero compostable que se extrae de las plantas y utiliza el CO2 que éstas capturan

La naturaleza considera los gases de efecto invernadero (el carbono atmosférico entre otros), como una materia prima, es decir, los árboles y las plantas capturan el CO2 del aire para producir materia orgánica, así que ¿por qué no utilizar este sistema para producir un polímero que también puede desintegrarse más rápidamente? El material con el que hacemos las Discover POPSICASE proviene de plantas como el maíz, la mandioca, la caña de azúcar o la remolacha que capturan y secuestran CO2, transformándolo en moléculas de azúcar de ácido poliláctico de cadena larga (PLA).

Las plantas se someten a un proceso de molienda del que se extrae el almidón (glucosa), se añaden enzimas para convertir la glucosa en dextrosa mediante un proceso llamado hidrólisis, y los microorganismos fermentan esta dextrosa en ácido láctico y luego la transforman en un polímero poliláctico de cadena larga (PPLA) que la convierte en un material resistente y flexible.

Hay diferentes empresas que trabajan con él, así que elegimos Ingeo, el material de PPLA fabricado por una empresa americana que lleva años trabajando en esta área y ofrece un gran resultado.

 

El resultado: una funda de iPhone que desaparece completamente en menos de un año.

Como resultado de la inyección de este PPLA en un molde, no sólo es una funda de móvil biodegradable en la naturaleza, es decir, puede ser digerida por microorganismos para que los átomos de carbono de las cadenas de polímeros se descompongan y vuelvan a la naturaleza (los plásticos a base de petróleo no pueden), sino que también es una funda de teléfono compostable, es decir, se degrada en un cierto tiempo y bajo ciertas condiciones. En este caso entre 12 y 18 meses.

Echa un vistazo a este mini video que muestra lo que sucede en 6 meses si plantamos una funda de teléfono biodegradable:

Discover POPSICASE está disponible en tonos turquesa (claro y oscuro) y protege la pantalla y el teléfono por los 4 lados. También es resistente a cualquier tipo de impacto y extremadamente agradable al tacto, porque el material final no es completamente uniforme. ¡DESCÚBRELAS!: